Macarthismo a la francesa – Brecha digital

Macarthismo a la francesa

Desde la masacre en Charlie Hebdo, en sólo una semana se detuvo por apología del terrorismo a 69 personas en Francia. Amnistía Internacional denunció que los arrestos por ese delito aumentaron 110 por ciento luego de los atentados.

"Acto contra la amenaza terrorista" francés

Hace unas semanas un adolescente de Nantes fue víctima del frenesí anti yihadista de la Francia post Charlie Hebdo. Su crimen fue hacer una sátira del mismo calibre que las que hacía el semanario. En su muro de Facebook parodió una tapa de la célebre publicación que en 2013 se burlaba de los muertos en las protestas de Egipto con una caricatura de un musulmán diciendo “El Corán es una mierda, no detiene las balas”.

En su dibujo el joven cambió al islamista por un caricaturista y sustituyó el libro sagrado por un ejemplar de la revista. A raíz del chiste, fue detenido por “apología del terrorismo”, en un caso que demostró que la libertad de expresión en Francia vale sólo para algunos, o mejor dicho: es de la boca para afuera. Desde la masacre en Charlie Hebdo, en sólo una semana se detuvo por ese delito a 69 personas en Francia. Amnistía Internacional denunció que los arrestos por apología del terrorismo aumentaron 110 por ciento luego de los atentados.

En parte ello se debe a que el gobierno francés alienta a sus ciudadanos a denunciar a presuntos yihadistas con base en determinados indicios que suelen criminalizar a la población joven, que según las autoridades es más vulnerable al terrorismo internacional en las redes sociales.

Como parte de un plan de 430 millones de euros el gobierno francés lanzó la página www.stop-djihadisme.gouv.fr, en donde se ofrece una guía a los buenos padres de familia para poder detectar a un terrorista incluso en su entorno más cercano. En el instructivo se pide estar alerta ante personas que cambian drásticamente sus hábitos alimentarios, abandonan la escuela porque creen que es parte de un complot, dejan de escuchar música, de ver televisión y de ir al cine, y se alejan súbitamente de familia y amigos. También piden estar atentos a cambios en la indumentaria, especialmente en el caso de mujeres que optan por prendas más holgadas que cubran su cuerpo. La página además cuenta con un 0800 para que la persona pueda “evacuar sus dudas” ante un caso sospechoso.

El gobierno francés lo llama eufemísticamente “acto contra la amenaza terrorista”. Se trata más bien de una caza de brujas bajo la bandera de la libertad, la igualdad y la fraternidad.

Artículos relacionados