Cultura Suscriptores

Más historias del cazador

Cuando hace casi un año, el 13 de abril de 2015, murió Eduardo Galeano, se supo que había dejado un libro inédito, además de la recopilación “Mujeres”, que apareció algunas semanas después. Este lunes 4 las librerías de Montevideo, en simultáneo con las de varias ciudades de Iberoamérica, tendrán disponible “El cazador de historias”.

“Molinos”, la primera y más extensa de las cuatro secciones en las que está organizado este nuevo libro, se caracteriza por ese estilo de textos cortos y despojados en los que Galeano mezcla la búsqueda de la prosa poética y el ritmo de la crónica oral. Un estilo y un tono que el autor ensayó por primera vez en Días y noches de amor y de guerra y logró con mayor nitidez en Los hijos de los días.

La segunda sección, “Los cuentos cuentan”, se detiene en historias y testimonios acerca de la deriva de sus libros anteriores, en un formato menos fragmentado y, tal vez, más fresco. Finalmente “Prontuario”, como su nombre lo indica, es un segmento netamente autobiográfico, y “Quise, quiero, quisiera” da un cierre casi místico, ajuste de cuentas panteísta de un autor que perdió la fe en el Dios ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
El auge de los partidos ecologistas en Europa

Entre la radicalidad y el capitalismo verde

Política Suscriptores
Las escuelas de formación empresarial de la Universidad de Montevideo como cantera de cuadros del gobierno

Santo mercado

Política Suscriptores
Propuesta del gobierno beneficia a los grandes consumidores de electricidad

La energía de los «malla oro»

Sociedad Suscriptores
Por falta de pruebas, los policías no logran ampararse en los delitos creados por la LUC

Tigres de papel

Sociedad Suscriptores
La nueva baza de Zuckerberg

¿Sobre qué versa el metaverso?