Mejor no voy - Semanario Brecha
Edición 1963 Suscriptores
OSE y el MSP no concurren a reuniones de órganos deliberativos sobre la situación de la cuenca del Santa Lucía

Mejor no voy

La Comisión de Cuenca del río Santa Lucía y el Consejo Regional de Recursos Hídricos del Río de la Plata y su Frente Marítimo sesionaron, en su última convocatoria, sin la presencia de OSE y del Ministerio de Salud Pública. La ausencia de estas dos instituciones en uno de los principales espacios de intercambio directo con la sociedad civil y los usuarios multiplicó las críticas a la gestión que el gobierno hace de la crisis hídrica.

Raúl Montero y Martín Lema. HÉCTOR PIASTRI

La última sesión de la Comisión de Cuenca del río Santa Lucía había tenido lugar el 21 de enero. Por insistencia de los representantes de la sociedad civil en el órgano, en vistas de la amenaza que se cernía sobre las fuentes de agua potable en la zona metropolitana, la Dirección Nacional de Aguas (Dinagua) del Ministerio de Ambiente convocó a una nueva reunión para el 7 de junio. Inconvenientes mediante, el encuentro fue pospuesto para el 21 de ese mismo mes, ya cuando la crisis era sensiblemente más aguda. Tal fue el desacuerdo entre las organizaciones y el gobierno que finalmente la jornada pasó a cuarto intermedio para el 29 de junio.

La Constitución establece –en su artículo 47– que los usuarios y la sociedad civil deben ser partícipes «en todas las instancias de planificación, ge...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1983 Suscriptores
La crisis hídrica uruguaya vista desde Alemania

«Ejemplo escandaloso de mala gestión»

Edición 1978 Suscriptores
La extraña ruta del hidrógeno uruguayo

Exportar el desarrollo

Detrás del triunfalismo subyacen enormes fallas del Estado

Las ilusiones del fin de la crisis hídrica