Memoria del saqueo - Brecha digital
Cultura Suscriptores
Colonialismo y poliamor

Memoria del saqueo

Cuando Gabriela Wiener mira su rostro, ve los rasgos de una descendiente de los pueblos originarios de Perú, pero lleva el apellido de un judío austríaco. En Huaco retrato, su nuevo libro, va tras las huellas de su tatarabuelo, el explorador que se llevó miles de reliquias arqueológicas prehispánicas a los museos de Europa y cuyo mayor mérito fue haber estado cerca de descubrir Machu Picchu.

Huaco retrato, de Gabriela Wiener. Literatura Random House, Buenos Aires, 2022. 170 págs.

Iba a llegar el momento en que Gabriela Wiener confrontara lo que le dice el espejo con lo que dice su documento de identidad. O, al menos, un poco más de lo que ya lo ha hecho. Esta escritora peruana tiene una larga carrera en el periodismo narrativo o, para resumirlo en una denominación célebre, en la práctica del gonzo journalism (a veces traducido como periodismo kamikaze), término ligado a las prácticas del nuevo periodismo estadounidense y más específicamente al de Hunter Thompson, un estilo que pone la subjetividad del cronista en el centro del texto y que depende enteramente de su involucramiento personal en la historia que está contando, y que Wiener ha venido depurando en sus crónicas y notas para Etiqueta Negra, Orsai, El País y muchas otras revistas y periódicos de Latinoaméri...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Leonilda González y el feminismo como pregunta1

Las novias revolucionarias del hombre nuevo

Cultura Suscriptores
Biodrama en clave de murga

Dos mujeres a dos orillas

Libro. Literatura, deseo y existencia

La escritura desde el grito

Edición 1946 Suscriptores
UNIDAD Y DIVERSIDAD EN EL MOVIMIENTO FEMINISTA

«Gracias, amigas»