Michelle, sa belle - Semanario Brecha
Edición 1398 Suscriptores

Michelle, sa belle

No llega a ser Hillary, que trascendió a su marido Bill Clinton y se convirtió en jefa de la diplomacia de Estados Unidos, pero Michelle Obama es una de las armas con que cuenta Barack para recuperar terreno en sectores que en 2008 fueron clave para su victoria: las minorías (raciales, sexuales) y las mujeres. El martes 4 la elegante mulata fue la estrella de la sesión inaugural de la convención demócrata en la ciudad de Charlotte, que ayer jueves designó oficialmente a Barack Obama como su candidato para las elecciones del 6 de noviembre. Unas pocas horas antes del discurso de su mujer ante la convención, el presidente había dicho en un mitin de campaña: “Esta noche, en Charlotte, van a ver a la verdadera estrella de la familia Obama. Todo lo que yo pueda decirles hoy va a ser segurament...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia