Edición 1479 Suscriptores

Monotributistas en Wonderland

Hacer un trámite en el país de las vanguardias es más o menos equiparable a recorrer un largo vía crucis por el rebaño de la burocracia. Cada estación tiene lo suyo: a veces son esperas en oficinas de paredes humedecidas y sillones de cuero ultrajado. Largas colas entre columnas de mármol negro, alfombras desvencijadas, flores sintéticas y banderas llenas de hollín. Bien por detrás de los escritorios, el patriarca observa con traje militar, apoyado sobre la puerta de la Ciudadela, el lento andar del engranaje del Estado. A las milicias de jubilados, oficinistas y empresarios se suma ahora un ejército de jóvenes. La proliferación de empresas unipersonales embatata a las nuevas generaciones a recorrer los intrincados entresijos de las oficinas públicas.En agosto del año pasado, entrevistado...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Sobre Sontag. vida y obra

Échale la culpa a Susan

Críticas Suscriptores
Nuevo policial de Renzo Rossello

Esa oscura y entretenida confirmación

Críticas Suscriptores
Mujeres que hacen historia

Popurrí de retazos

Mundo Suscriptores
Días aciagos para Donald Trump

Cuesta abajo

Mundo Suscriptores
El dinero que financia el trumpismo

Rostro de piedra