Mundos ajenos y propios - Semanario Brecha
Edición 1400 Suscriptores

Mundos ajenos y propios

El artista español Diego el Cigala se ha convertido en uno de los principales nombres del flamenco. Pero el cantaor ha sabido incursionar con mucho éxito en otros territorios, en principio lejanos a su universo. El 24 de setiembre visitará por segunda vez Montevideo.* Era muy difícil pronosticar que el encuentro entre un cantaor de flamenco, no muy conocido fuera de los círculos de iniciados, y un legendario pianista cubano, iba, no sólo a ser fructífero artísticamente, sino que se convertiría también en un éxito popular. En 2000 Fernando Trueba (el director de Belle Époque y El año de las luces, entre muchas otras) estaba terminando su documental Calle 54, donde homenajeaba a varios de los creadores del jazz latino. Siguiendo el consejo de algunos amigos escuchó a Diego el Cigala, un mús...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia