Nada pasa y todo queda - Semanario Brecha
Edición 1618 Suscriptores

Nada pasa y todo queda

Se acaba de cumplir un año del desastre de Mariana, el peor desastre ambiental de la historia de Brasil y del continente, causado por la explosión de un dique que tapó de barro pueblos enteros, mató a 19 personas, devastó uno de los principales ríos del país, y llegó hasta el mar. Una tragedia que pudo ser evitada, y puso en evidencia –esta vez en extremo– los efectos de la búsqueda delirante del lucro.

Devastación en Bento Rodrigues, Minas Gerais / Foto: Agencia Estado.

—No –dice, y piensa, con el índice detrás de la oreja, como cuando necesita recordar si la calle por la que camina es la que estaba buscando–. No –repite, y agacha la cabeza.

A Expedito nadie de la empresa Samarco, responsable de borrar su historia con barro, le pidió perdón.

Poblador de Bento Rodrigues, un distrito cercano a la ciudad de Mariana, capital del municipio del mismo nombre, conserva algunas cosas de la que fuera su casa. Hoy Bento Rodrigues es nada. Esqueletos de casas, esqueleto de escuela, autos clavados de punta en cualquier lado, barro por todas partes.

EL DESASTRE. El 5 de noviembre de 2015 se concretó lo que muchos vecinos temían. El dique de Fundão reventó. Sin sirenas, señales de alarma ni aviso oficial. Una trabajadora de la empresa fue la que dio el aviso a ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Críticas Suscriptores
CINE. Camino al oscar: Vidas pasadas

Con sabor a clásico

Cultura Suscriptores
Novela de Olga Tokarczuk

En el final de la literatura

Cultura Suscriptores
A 39 años de We Are the World

El feat más grande del mundo

Cultura Suscriptores
Triunfo colosal

Nieve en los Goya

Mundo Suscriptores
Contra la ultraderecha

Oigo a un monstruo respirar