No aclare que oscurece – Brecha digital

No aclare que oscurece

Hoy a mediodía se conocerá oficialmente la propuesta del gobierno. El martes, sin embargo, los sindicatos docentes tuvieron un adelanto. En la reunión mantenida con el Codicen, Wilson Netto, presidente del organismo, les comunicó que la base sobre la que el Poder Ejecutivo elaboraba su fórmula es asegurar el incremento del salario real de los funcionarios del sector.

Foto Juanjo Castel

Hoy maestros y profesores de primer grado perciben salarios de entre 17 y 18 mil pesos, y el mínimo de los funcionarios no docentes anda en los 15 mil por 40 horas semanales. El Codicen había propuesto que los incrementos salariales a acordar significaran que, al final del quinquenio, el mínimo de las tres categorías equivaliese a 25 mil pesos actuales.

Según lo trasmitido por Netto, el Poder Ejecutivo estaría de acuerdo en incrementar los salarios con arreglo a esa meta. Sin embargo las autoridades sólo estarían dispuestas a establecer compromisos hasta 2017. Lo que suceda de 2018 a 2020 debería discutirse en ocasión de la rendición de cuentas de 2017. El presupuesto en discusión sería, entonces, bienal.

Fuera del arreglo estaría también lo que José Olivera, secretario general de la Federación Nacional de Profesores e integrante de la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay definió como “un montón de inequidades que se arrastran desde la época neoliberal”.

Entre éstas el dirigente señaló dos que afectan a los maestros. Tanto éstos como los profesores reciben un porcentaje adicional de su salario básico por estar titulados (7,5 por ciento), pero en el caso de los maestros eso está atado al presentismo: si se enferman no lo cobran. Por otra parte los maestros que atienden escuelas de tiempo completo cobran lo que corresponde por las primeras 20 horas de trabajo semanales, pero las otras 20 se pagan a un precio menor.

En el caso de la enseñanza media la inequidad más flagrante afectaría a adscriptos y preparadores, que aunque cumplen 33 horas “reloj” de trabajo semanal, cobran por 30 horas docentes.

“Creo que hubo una muy buena señal política de parte del gobierno el viernes, y la devolvieron de igual forma los sindicatos a principios de semana”, había declarado el martes el director de Trabajo, aludiendo a que –divulgados el viernes pasado los lineamientos del Poder Ejecutivo para la negociación colectiva del sector público– tanto profesores como maestros habían dejado en suspenso las medidas de fuerza dispuestas para esta semana.

Pero según señaló Olivera a Brecha, la naturaleza bienal de la propuesta del Ejecutivo “introduce más incertidumbre, compromete toda la discusión”. “No se trata sólo de los salarios –advirtió el dirigente–, sino también de la creación de cargos, la inversión en infraestructura y en todo lo demás también. Se trata del propio 6 por ciento. Estamos por primera vez en la historia ante una proyección presupuestal que no abarca todo el quinquenio.”

Por otra parte el anuncio de que el presupuesto será presentado el 24 de agosto es para Olivera otro motivo de disconformidad: “En el sector privado se da un plazo de 90 días para que patrones y trabajadores lleguen a un acuerdo. Nosotros estamos teniendo menos de dos semanas para negociar. Los trabajadores dijimos que lo que el gobierno estaba planteando era que no habría negociación, y es así”, concluyó.

Al cierre de esta edición el Codicen y los sindicatos se reu–nían nuevamente, y hoy a mediodía sesionará el grupo de los consejos de salarios correspondiente al sector.

Artículos relacionados