De cómo no convertirse en un actor insoportable - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

De cómo no convertirse en un actor insoportable

Seis años después de “Norberto apenas tarde”, el inquieto actor y realizador uruguayo Daniel Hendler presenta su segundo largometraje, una película que tiene algo de thriller y de comedia negra, que él se resiste a encasillar.

Daniel Hendler / Foto: Alejandro Arigón

Aunque ya tenía una nada desdeñable experiencia en teatro y en cortos realizados con amigos, Daniel Hendler se hizo conocido para la audiencia nacional cuando interpretó al “Leche” en 25 watts (2001), de Pablo Stoll y Juan Pablo Rebella, película que marcaría un hito en el aún frágil recuento de la ficción cinematográfica de este país. Sin embargo, ya un año antes había trabajado, y cosechado premios por ella, en la argentina Esperando al mesías, bajo las órdenes de Daniel Burman, con quien seguiría trabajando en El abrazo partido (2004) y Derecho de familia (2006). Su carrera continuó sin pausa hasta el día de hoy. El mismo año de 25 watts protagonizó Sábado, de Juan Villegas, y siguió filmando con directores como Ariel Winograd (Mi primera boda, Vino para robar), Damián Szifron (El fondo...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada