Cultura Suscriptores

De cómo no convertirse en un actor insoportable

Seis años después de “Norberto apenas tarde”, el inquieto actor y realizador uruguayo Daniel Hendler presenta su segundo largometraje, una película que tiene algo de thriller y de comedia negra, que él se resiste a encasillar.

Daniel Hendler / Foto: Alejandro Arigón

Aunque ya tenía una nada desdeñable experiencia en teatro y en cortos realizados con amigos, Daniel Hendler se hizo conocido para la audiencia nacional cuando interpretó al “Leche” en 25 watts (2001), de Pablo Stoll y Juan Pablo Rebella, película que marcaría un hito en el aún frágil recuento de la ficción cinematográfica de este país. Sin embargo, ya un año antes había trabajado, y cosechado premios por ella, en la argentina Esperando al mesías, bajo las órdenes de Daniel Burman, con quien seguiría trabajando en El abrazo partido (2004) y Derecho de familia (2006). Su carrera continuó sin pausa hasta el día de hoy. El mismo año de 25 watts protagonizó Sábado, de Juan Villegas, y siguió filmando con directores como Ariel Winograd (Mi primera boda, Vino para robar), Damián Szifron (El fondo...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
Final de campaña en Montevideo

La pelea es adentro

Política Suscriptores
Cuatro barriadas con los candidatos

Por las calles de Montevideo

Política Suscriptores
Avanza la investigación por espionaje militar en democracia

Resabios de aquellos tiempos

Sociedad Suscriptores
Cabildo Abierto busca coronarse en el noreste montevideano

Viento en el quepis