Que no viva otra generación así – Brecha digital
Edición 1637 Suscriptores

Que no viva otra generación así

Hace al menos veinte años los asentamientos irregulares llegaron casi a la cúspide de este símbolo nacional. Algunas iniciativas destinadas a transformar esta situación –como el Plan Juntos o el Fondo Capital– no han conseguido hacerlo. Quizá tenga otro destino el movimiento de los propios ocupantes que ahora viene asomando.

Fotos: Juan Manuel Ramos

“¿Que cómo está el barrio? La peor gente en el mejor lugar”, había dicho un vecino rezongón mirando hacia la fortaleza. Pero había que acercarse bastante para advertir hasta qué punto el parque que rodea la fortificación española viene siendo disminuido por la expansión informal del vecindario.

La vieja Villa del Cerro parece ir trepando poco a poco la cuesta. El proceso probablemente comenzó en la ladera oeste donde, tras la hilera de viviendas formales cuyo frente da al camino Cibils, se fueron levantando las hileras sucesivas del barrio que se conoce como La Trompada. Lo mismo pasó en la ladera norte, cruzando la calle Holanda. Pero los vecinos de esos anillos sucesivos de viviendas, que ya llegan por el este hasta Viacaba, prefieren ampararse bajo el nombre de la propia villa y, a p...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1916 Suscriptores
Los ministros de Defensa americanos en la cumbre de Brasilia

La nueva idea top venida del norte

Edición 1916 Suscriptores
Las fake news de cara al plebiscito constitucional en Chile

Ecos de una campaña sucia

Edición 1916 Suscriptores
Las AFAP en el anteproyecto de reforma previsional

Los beneficios de contar el vuelto

Edición 1916 Suscriptores
Perfil político de la senadora nacionalista Carmen Asiaín

Bajo el sol de la cruz