Odio, luego existo - Brecha digital
Mundo Suscriptores

Odio, luego existo

Los ataques terroristas en Nueva Zelanda.

Residentes se reunieron para orar y hacer dos minutos de silencio en la mezquita Masjid Umar en Auckland el 22 de marzo, una semana después del atentado / Foto: Afp, Michelle Hyslop

Los ataques terroristas en Nueva Zelanda pusieron sobre la mesa el crecimiento de los grupos supremacistas blancos en el llamado “primer mundo”. Una ideología que se extiende y viene acompañada de violentos crímenes contra las minorías.

“Debemos
asegurar la existencia de nuestra gente y un futuro
para los niños blancos.” Este lema, conocido
entre los supremacistas como las “14 palabras”, acuñado por el nazi convicto
David Lane entre finales de los ochenta y principios de los noventa, podía
leerse en una de las armas que el asesino de Christchurch, Nueva Zelanda,
utilizó el pasado viernes 15 de marzo para sembrar el terror y acabar con la
vida de al menos cincuenta personas en dos mezquitas de la ciudad. En un
manifiesto publicado poco antes en una red social, el criminal aseguraba
insp...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados