Otra vez, pero un poco peor - Semanario Brecha
Edición 1492 Suscriptores

Otra vez, pero un poco peor

“Cómo entrenar a tu dragón 2” La primera Cómo entrenar a tu dragón, aunque tenía importantes carencias narrativas y una evolución de personajes muy atropellada, contaba también con algunos méritos. Primero que todos, el dragón: un ejemplar de grandes ojos verdes y lustrosas escamas negras que reunía la fidelidad de un perro, los aspectos más adorables de un gato, fisonomía de lagarto y murciélago, y un rostro que recordaba al extraterrestre Stitch (no es de extrañar, pues los directores Dean DeBlois y Chris Sanders también filmaron juntos Lilo & Stitch). Su expresividad animal, más un costado amenazante y salvaje y ciertas reacciones inteligentes –tales como entender palabras o estrategias de ataque– lo convertían en el personaje. Había otro punto alto: las escenas de vuelo estaban ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Nueva novela de Diego Recoba

Un patafísico en Nuevo París

Cultura Suscriptores
26.º Festival de Cine de Punta del Este

Latinoamérica palpitante

Edición 1997 Suscriptores
Uno de los principales desafíos de Bernardo Arévalo en Guatemala

La justicia secuestrada

Edición 1997 Suscriptores
Bolsonaro y su demostración de fuerza

Se sacó la foto