Edición 1391 Suscriptores

Otro viejito

Se llama Laszlo Csatary, es húngaro, tiene 97 años, y es acusado de complicidad en la muerte de más de 15.700 judíos durante la Segunda Guerra Mundial, ya que ayudó a los nazis a deportarlos al campo de exterminio de Auschwitz y torturó personalmente a muchos. El criminal de guerra, condenado a muerte en Checoslovaquia al fin de la guerra, pero que se había fugado, había sido descubierto 15 años atrás en Canadá, donde vivió décadas bajo una identidad falsa como marchand de arte. Desde entonces se supone que residía en su país, también con nombre falso (“Smi­­th”, se podía leer en el buzón de su apartamento). Efraim Zuroff, director de la oficina del Centro Wiesenthal en Israel, dijo que llegaron a localizar a Csatary por datos aportados por un informante al que se le pagó una recompensa d...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Pujas por la postergación de la elección del presidente del BID

No tan rápido

Mundo Suscriptores
Racialidad, Policía y disidencia política en Cuba.

Negras intenciones

Sociedad Suscriptores
Amenaza de usar la fuerza pública al servicio de la patronal

Al borde del derrape

Sociedad Suscriptores
Nace una coordinación permanente de ollas populares

Aguantar la olla