Ciencias ocultas Suscriptores

Pañales, burakumin e inmigrantes con tatuajes

UNO. “Ojo con los japoneses, que son los más modernos y los más feudales al mismo tiempo.” Decidí que mi amiga exageraba, por más que viva en España y conozca más japoneses que yo. Así que me dispuse a olvidar la frase, aunque algo quedó repicando mientras procesaba el encuentro inicial con Tokio como un vendaval de racionalidad, tecnología, amabilidad, limpieza y civilización. A simple vista hay más feudalismo en la esquina de mi casa, en la calle Arenal Grande.   Japón desafía desde hace años a todos los modelos explicativos que equiparan modernización y occidentalización y hacen de la primera (o de ambas) un proceso lineal y acumulativo. Es difícil entenderlo en una semana y acaso no habría ni que intentarlo. Para peor, soy un ignorante nipón. Nunca seguí las películas de artes ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Homenaje a Circe Maia

Poemas que reverdecen

Cultura Suscriptores
Figuras caninas en la narrativa breve uruguaya

A otro perro con ese cuento

Críticas Suscriptores
Otro libro de Fernando Peláez

Días de música

Sociedad Suscriptores
Intereses particulares detrás de proyecto sobre la franja costera

En nombre de la Constitución

Sociedad Suscriptores
El cinco estrellas de Rocha

Corte boutique