Edición 1431 Suscriptores

Para leer lo que leyó el hombre que todo leía

Biblioteca de Real de Azúa en Facultad de Ciencias Sociales “Se sospecha que Real de Azúa ha leído todos los libros”, se afirmaba en 100 autores del Uruguay, en 1969. La duda sería exagerada pero no infundada: surgía ante la contemplación de una obra tan ecléctica, heterogénea, en apariencia errática, inasible y compleja, por tomar sólo algunos términos que los estudiosos han utilizado para hablar de Real. Si totalizadora parecía su lectura, hay quienes definen así también su personalidad. Para Lisa Block de Behar se trataba de “una presencia excéntrica”, de un ser caracterizado por “la sobresaliente particularidad totalizadora de su personalidad intelectual, la singular plenitud de una personalidad total”.Si Real tuvo mucho para decir sobre literatura e historia, fue también muy conocedo...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Convulsión social en Colombia por la brutalidad policial

Pulsión letal

Mundo Suscriptores
Venezuela tras el llamado de Capriles

El dilema opositor

Cultura Suscriptores
Centenario de Ray Bradbury

Espejo del futuro

Cultura Suscriptores
Sobre Anástrofe, de Sandino Núñez

El daño ya está hecho

Sociedad Suscriptores
Sobre el presupuesto (no) destinado a la Ley Integral contra la Violencia Basada en Género

¿A quién le importa?