Pegadito a la raya - Semanario Brecha
Edición 1491 Suscriptores

Pegadito a la raya

Sabido es que la fifa obliga a que cada seleccionado mundialista utilice una única marca de indumentaria. También sabemos que si uno pone el logo demasiado grande Blatter le obligará a taparlo con un parche, tal como le ocurriera a Uruguay en 2002 con la nunca bien ponderada casaca L’Sporto (marca que afortunadamente nunca se dedicó a la fabricación de pelotas). Lo cierto es que en 1974 Johan Cruyff (que la iba de cra y se hacía el subversivo aunque en el fondo siempre fue un acomodaticio) se negó a jugar con la marca de las tres tiras que vestía al seleccionado holandés, tal como lo hacía con la mayoría de los que disputaron la Copa del Mundo de ese año¿Por qué? ¿Sería que estaba en contra de las trasnacionales que montan sus bases en Pakistán para aprovechar de las relaciones laborales ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1997 Suscriptores
Julian Assange al borde de la extradición

La hora señalada

Edición 1997 Suscriptores
Un decreto del gobierno favorece a grandes consumidores de energía eléctrica

Usina de beneficios

Edición 1997 Suscriptores
Nuevo tributo a viajes fluviales abre una miríada de frentes al gobierno

Por el costado

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación