Pegale que es más chico - Semanario Brecha
Destacados Suscriptores

Pegale que es más chico

El presidente Donald Trump anunció, con pamento, una revisión de la política hacia Cuba inaugurada por su predecesor, Barack Obama. El régimen cubano, que ha sobrevivido a otros diez presidentes de Estados Unidos, poco tiene que temer.

Partidarios de Trump lo recibieron el 16 de junio en Miami / Foto: Afp José Caruci

Durante su campaña electoral en 2016, Donald Trump fue a Miami y le prometió al sector en merma y envejecido de cubanos exiliados intransigentes que él adoptaría una política dura hacia el gobierno del presidente Raúl Castro. Y el voto cubano contribuyó a la victoria de Trump en Florida, lo cual, a su vez, fue clave para ganar la presidencia estadounidense en el Colegio Electoral.

El viernes pasado Trump, 71 años y con 58 por ciento de la opinión pública adversa en apenas cinco meses de gobierno, retornó a Miami y ante una multitud menor a la del año pasado anunció “con efecto inmediato la cancelación del trato completamente desigual con Cuba”.

Fue una pausa refrescante para Trump en el teatro de la Pequeña Habana, donde los aplausos entusiastas le dieron la oportunidad de olvidarse ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2009 Suscriptores
Una red de empresas integrada por uruguayos fue investigada en Paraguay por lavado y contrabando de cigarrillos

Cenizas quedan

Edición 2009 Suscriptores
Un alto a la concentración en la industria frigorífica

El marronazo

Edición 2009 Suscriptores
Población trans en cárceles

No preciso identificación

Edición 2009 Suscriptores
Fuertes reclamos en el sistema judicial por el derecho a la maternidad

Siempre de turno

Edición 2009 Suscriptores
Encrucijadas ambientalistas

Antes de que caiga el telón