Edición 1579 Suscriptores

Problemas de enfoque

En 2001, al barrer, el gobierno exoneró de contribución inmobiliaria las primeras 50 hectáreas de todo predio que no superara las 200. Ahora se busca que el beneficio se limite a quienes realmente lo necesitan. La Comisión Nacional de Fomento Rural comparte la intención aunque discrepa con la forma.

Foto: Andrés Cuenca

“Lo primero que hay que decir es que no es una nueva exoneración”, subrayó a Brecha Fernando López, secretario general de la Comisión Nacional de Fomento Rural (Cnfr), entidad que nuclea a 15 mil productores familiares de todo Uruguay. “He leído titulares en algunos medios de comunicación que presentan la noticia como un nuevo beneficio y en realidad no lo es. Los productores familiares ya accedían a este beneficio desde el año 2001, y la exoneración era más amplia”, explicó el gremialista.

Durante el segundo año de gobierno de Jorge Batlle se redujo un 18 por ciento la alícuota de la contribución inmobiliaria rural como regla general, y además se exoneraron del impuesto 50 hectáreas de aquellos padrones que no superaran las 200. La ley de presupuesto aprobada el año pasado eliminó la r...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Bukele, las maras y el periodismo

Nuevo continuismo

Cultura Suscriptores
Phil Spector (1939-2021)

El magnate del pop

Críticas Suscriptores
Cuentos de Mercedes Rosende

Espejismos de la soledad