Promesa sin responsabilidad - Semanario Brecha
Destacados Suscriptores

Promesa sin responsabilidad

Improvisación y restricción de derechos, los seis refugiados de Guantánamo son víctimas de la falta de una política de refugiados y de la opacidad del gobierno uruguayo. Vislumbran un futuro “sin esperanza alguna”.

Adel, en la casa del Pit-Cnt que compartieron los seis refugiados de Guantánamo / Foto: Oscar Bonilla

Si “improvisación” es la palabra que mejor le cabe a la política de refugio en Uruguay (véase Brecha, 3-II-17), “opacidad” es un término que ilustra bien lo que sucede alrededor de los refugiados llegados desde la cárcel de Guantánamo y del programa que el gobierno elaboró para su acogida. Opaca fue, por ejemplo, la negociación que implicó su llegada: No se sabe cómo ni por qué Uruguay habría logrado sortear condiciones que Estados Unidos impone para garantizar su “seguridad nacional”, como restringir por dos años los viajes al exterior de los ex presos (véase Brecha, 21-VII-16).

La opacidad rodea también al Servicio Ecuménico para la Dignidad Humana (Sedhu), la Ong encargada de gestionar el programa de acogida para los seis guantanameros. Sedhu rehusó responder cualquier consulta formu...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2012 Suscriptores
La Fiscalía General de la Nación ante una crisis inusitada

En el ojo del huracán

Edición 2012 Suscriptores
La declaración de Delgado en la Fiscalía revelada en El caso Astesiano

Un regalo

Edición 2012 Suscriptores
El conflicto laboral en la pesca

La mar no está serena

Edición 2012 Suscriptores
Disyuntivas de la pesca industrial uruguaya

Buscando un rumbo