“Quien tiene el poder tiene las palabras” - Semanario Brecha
Edición 1598 Suscriptores

“Quien tiene el poder tiene las palabras”

“Realmente lo que soy es una activista feminista, una comunicadora de esas cuestiones”, dice la filóloga asturiana Teresa Meana, que desde la década del 80 trabaja sobre el sexismo en el lenguaje. De la academia y los intelectuales que trafican ideología en lugar de argumentos lingüísticos, y de su opinión sobre el uso de la arroba para expresar el genérico, conversó con Brecha.

Teresa Meana durante las Jornadas de Debate Feminista organizadas por Cotidiano Mujer. Foto: Juanjo Castell

—¿Cómo fue su acercamiento al feminismo?

—Llevo en el movimiento feminista desde 1975, cuando todavía vivía Franco. En la universidad comenzamos a organizarnos en comités clandestinos de mujeres, era plena dictadura, luego formamos la Asociación Feminista de Asturias. En España no había siquiera derecho al divorcio, entonces poníamos como reivindicación “Divorcio, mientras persista el matrimonio”. Estábamos seguras de que el matrimonio iba a desaparecer, no que luego íbamos a reivindicar el matrimonio entre lesbianas y gays. Y pedíamos la patria potestad sobre hijas e hijos, porque sólo el hombre la tenía. Decíamos “Patria potestad compartida, mientras exista patria potestad sobre seres humanos”; éramos muy radicales, muy jóvenes.

Durante la dictadura el movimiento social tenía como ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia