¿Quién puede boicotear el acuerdo? - Semanario Brecha
Edición 1533 Suscriptores

¿Quién puede boicotear el acuerdo?

¿Quién puede hacer descarrilar el tren que ha salido del acuerdo entre Irán y los países occidentales? Los que podríamos llamar “los ultras” de Estados Unidos e Irán, que por razones diferentes nunca quisieron un acuerdo.

Muestras de júbilo enTeherán tras el acuerdo firmado en Lausana / Foto: AFP, Atta Kenare

Entre ellos el senador republicano Tom Cotton, convencido de que la mejor opción para controlar el programa nuclear iraní es destruirlo en una campaña de ataques aéreos. Cita el ejemplo de Bill Clinton, que ordenó lo mismo contra Irak en 1997. Y viene a decir que sería más fácil que tener 100 mil soldados en Irak, como ocurría en 2006, cuando estaba destinado a esa guerra como teniente. Es tan fácil lanzar bombas desde el aire…

Parece que la experiencia militar no le ha permitido a Cotton informarse ni leer los artículos que dicen que una campaña de bombardeos podría retrasar un hipotético programa de armas nucleares, pero no acabar con él para siempre, o por ejemplo convencería a los iraníes de que su única alternativa sería emprenderlo a toda velocidad y hacerlo en lugares como Fordo,...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia