Yo quiero ser un escritor bendito - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Yo quiero ser un escritor bendito

Ganó fama escribiendo historias inclementes y confesiones desoladas. Buena, muy buena literatura que transita universos sórdidos y caminos de tristeza o perdición. Pablo Ramos llegó a Montevideo con un nuevo libro que, en lugar de contar la caída, pregona la redención.

Pablo Ramos

Desde La ley de la ferocidad, en 2007, Pablo Ramos ha pegado en los lectores rioplatenses con la contundencia de sus historias al límite, su prosa directa y su buena literatura. Decir que “ha pegado” no es inocente. Aquel libro que arrancaba con la muerte del padre y estaba lleno de rabia llevaba un muñequito boxeador en la tapa y quería ser literariamente un golpe a la mandíbula del lector, pero además “pegaba” la droga, el alcohol, el sumergirse en el consumo de cocaína y alienarse en el sexo y sostenerse en la ira. Al mismo tiempo esa mitología dura, aunque también tierna y provista de humor, a veces reventada, se extendía al autor, que bajo el nombre de Gabriel Reyes hacía literatura de los escombros de su vida, como dijo una vez citando a Sartre, y venía a encarnar en tiempos del no-f...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Nueva novela de Diego Recoba

Un patafísico en Nuevo París

Cultura Suscriptores
26.º Festival de Cine de Punta del Este

Latinoamérica palpitante

Edición 1997 Suscriptores
Uno de los principales desafíos de Bernardo Arévalo en Guatemala

La justicia secuestrada

Edición 1997 Suscriptores
Bolsonaro y su demostración de fuerza

Se sacó la foto