Quijote del Caribe – Brecha digital
Edición 1504 Suscriptores

Quijote del Caribe

Parece que Cervantes anduvo por Cartagena de Indias y si uno bordea las murallas de esa ciudad se choca con su estatua, mitad homenaje al alcalaíno, mitad al caribeño que no pudo ser.

Cartagena

En 1590 Miguel de Cervantes tenía 43 años y no se le daban las cosas, así que se obsesionó con un objetivo que les sonará familiar a varios de ustedes: conseguir un empleo público. Hasta ese momento no había tenido mucha suerte, aunque es cierto que su vida no había sido de las más prolijas. Además de la carrera militar que le inutilizó una mano y lo llevó tener decenas de peripecias más, había estado cautivo en Argel y peregrinado por Andalucía en trabajos de baja remuneración. Entonces escribió una carta al Consejo de Indias, para pedirle a los reyes varios empleos; uno de ellos, ser el contador de Cartagena de Indias, el puerto desde el que salían la mayoría de las riquezas que los españoles saqueaban en América. La respuesta de Felipe II (estrictamente, del doctor Núnez Morquecho, func...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Teatro y política

El tribunal de honor

Edición 1932 Suscriptores
La campaña para liberar a Julian Assange

La verdad como crimen

Edición 1932 Suscriptores
El sostenido avance de la marihuana legal en Estados Unidos

Otra guerra perdida

Edición 1932 Suscriptores
El perfil de los exmilitares que contactaron a Alejandro Astesiano

La botonera

Edición 1932 Suscriptores
El perfil del equipo de Garcé en la secretaría de inteligencia

Juegos de rol