Rápido como el electrón

Luego de que las multinacionales relacionadas con la industria automovilística mintieran durante años señalando supuestas desventajas de los coches eléctricos (que eran más lentos, más costosos y varios etcéteras) hoy esta clase de vehículos viene ganando espacios en el mundo, generando conciencia de que no sólo son beneficiosos para el medio ambiente, sino también para los mismos usuarios. Y es que sólo el hecho de que el coche de propulsión eléctrica carezca de bujías, correas, cigüeñales, filtros o embragues supone un ahorro inmenso en manutención, gastos y preocupaciones, en relación con lo que insumen los autos convencionales. Pero además el coche eléctrico cuenta con el beneficio de poder ser recargado en la casa misma y sin necesidad de acudir regularmente a estaciones de servicio. Según un estudio español reciente publicado por la revista Energy Policy, en España la carga actual de un coche eléctrico, en la casa, aprovechando la tarifa nocturna, cuesta tan sólo un euro. Cada carga permite un recorrido autónomo de 150 quilómetros.

Ahora la empresa india Mahindra & Mahindra está desarrollando un auto eléctrico que alcanzará los 300 quilómetros por hora y que será capaz de alcanzar los 100 quilómetros por hora en 3,4 segundos, como para satisfacer también a los amantes de la velocidad. Hace poco más de un mes la marca Ferrari se adaptaba a la nueva realidad y diseñó también el primer Ferrari eléctrico, que puede alcanzar cómodamente los 250 quilómetros por hora. Hyundai ha presentado tres modelos de una nueva gama eléctrica, y Volkswagen, luego de la peor crisis de su historia, se aprestó al desarrollo de más de 30 modelos eléctricos, un cambio radical en su perfil.

Los gobiernos de India, Holanda y Noruega se encuentran hoy en plena discusión sobre la prohibición total del uso de los motores de gasolina y diesel dentro de sus territorios, y es el país escandinavo el que se encuentra más cerca del objetivo. Como informa Sputnik, casi un cuarto del parque automovilístico noruego está compuesto por autos eléctricos o híbridos, y hay planes para prescindir completamente de los combustibles fósiles a partir del año 2025. China se ha vuelto hoy el principal productor de autos eléctricos en el mundo, en parte debido a un programa gubernamental de subvenciones y exenciones fiscales.

Para facilitar el desarrollo del mercado del coche eléctrico, los países abocados a tal fin deben implementar una infraestructura apropiada para ello, lo que supone asegurar una red de centros de recarga, ubicados en distintos puntos de las ciudades (estaciones de servicio, estacionamientos y centros comerciales) y en las rutas, para aquellos usuarios que quieran hacer trayectos mayores a los 150 quilómetros.

La dirección es clara, y lo único que está haciendo falta es un cambio de mentalidad, no únicamente entre los usuarios, sino fundamentalmente por parte de los gobernantes. Las grandes resistencias obedecen al lobby de las empresas petroleras, abocado por todos sus medios a frenar la expansión de esta clase de tecnologías. Pero son cada vez menos los que se tragan sus cuentos.

 

Artículos relacionados