Raro, como encendido - Semanario Brecha
Edición 1497 Suscriptores

Raro, como encendido

Con Abel García Vende sus discos en los ómnibus, para no transar con disquerías. Abel extraña los tiempos en que el canto popular, del que fue destacado representante, unía a los artistas, y brega, tanto en su música como en el programa radial que conduce,1 por un urgente retorno a la espiritualidad. —Después de mucho tiempo sin cantar volviste en plan boy scout, librado a la autogestión.—No quise enredarme con discográficas, marketing, todo eso. Agarré una camioneta, metí un equipo eléctrico con batería, que me permitía actuar hasta en los campings, y arranqué a trillar toda la costa de Rocha y parte de Maldonado. Tocaba donde pintara, sin cobrar caché, repartía sobres y cada corazón ponía lo que cada bolsillo sugiriera. Gané mucha libertad con eso. En 2003 hice mi primer disco, Amares,...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Críticas Suscriptores
CINE. Camino al oscar: Vidas pasadas

Con sabor a clásico

Cultura Suscriptores
Novela de Olga Tokarczuk

En el final de la literatura

Cultura Suscriptores
A 39 años de We Are the World

El feat más grande del mundo

Cultura Suscriptores
Triunfo colosal

Nieve en los Goya

Mundo Suscriptores
Contra la ultraderecha

Oigo a un monstruo respirar