Recluir y castigar - Semanario Brecha
Edición 1475 Suscriptores

Recluir y castigar

Durante más de un siglo el reformatorio Arthur G Dozier, en Marianna, Florida, acogió en sus instalaciones a niños y adolescentes infractores. Se trata de un lugar enorme, una propiedad que se extiende por 1.400 hectáreas de exuberante tierra virgen. Decenas de miles de niños fueron recluidos allí, desde su inauguración en 1900 hasta su clausura por supuestos recortes presupuestales en el año 2011. Pero la hermosa “escuela” en sus últimos momentos supo ser objeto de investigación por torturas, malos tratos, violaciones e incluso asesinatos por parte de algunos de los miembros del personal. Y de hecho, muchos de los menores recluidos a lo largo del tiempo fueron a parar allí sin haber pasado nunca por un juzgado.  En el terreno hay un cementerio, una pequeña parcela repleta de cruces...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada