Un salto sin red – Brecha digital
Cultura Suscriptores

Un salto sin red

El pasado 2 de junio se cumplieron 20 años del fallecimiento de la artista plástica Hilda López. Ejemplo de rigor y ética en lo expresivo, formal y personal, con una producción visual de singular talento y persistente coherencia, recorrer su trayectoria implica transitar las peripecias del arte nacional en décadas tan fermentales como complejas.

Estudio para autorretrato, 1977

“No corro detrás de la pintura. Es ella la que me persigue.”
Hilda López,
carta al escultor
Jorge Oteiza. Abril de 1963.1
 
“Sólo veo ojos de bicho, Abuelo, y ojos de rinoceronte.”
Sylvia Lago.
Días dorados de la
señora Pieldediamante. 1965.
Hilda, sus precipicios. Manuel Espínola Gómez, en el prólogo a la biografía de Petrona Viera escrita por Raquel Pereda, se pregunta cuál habría sido el resultado si Paul Leduc, cineasta responsable, en 1983, de llevar a la pantalla, con un particular y poético registro, la vida de Frida Kalho, se propusiera trasladar al lenguaje cinematográfico el silencio y el color de la pintora uruguaya. Una revisión sumaria de la vida y de la trayectoria de Hilda López y sus particulares circunstancias tienta a proponer una similar sugestión, en particul...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Teatro y política

El tribunal de honor

Edición 1932 Suscriptores
La campaña para liberar a Julian Assange

La verdad como crimen

Edición 1932 Suscriptores
El sostenido avance de la marihuana legal en Estados Unidos

Otra guerra perdida

Edición 1932 Suscriptores
El perfil de los exmilitares que contactaron a Alejandro Astesiano

La botonera

Edición 1932 Suscriptores
El perfil del equipo de Garcé en la secretaría de inteligencia

Juegos de rol