El sangriento precio de la derrota del EI – Brecha digital
Edición 1598 Suscriptores

El sangriento precio de la derrota del EI

Tres atentados brutales en apenas una semana confirman la desesperación del Estado Islámico tras las sucesivas derrotas en los frentes militares de Irak y Siria. Estambul, Dacca y Bagdad han sido los lugares escogidos por el grupo extremista para demostrar que aún puede hacer mucho daño.

Tres atentados brutales en apenas una semana confirman la desesperación del Estado Islámico tras las sucesivas derrotas en los frentes militares de Irak y Siria. Estambul, Dacca y Bagdad han sido los lugares escogidos por el grupo extremista para demostrar que aún puede hacer mucho daño.

Estambul es el de mayor alcance, por sus implicaciones. El EI sigue sin querer firmar sus acciones en Turquía. Parece refugiarse en una ambigüedad calculada, no tanto porque tema la respuesta del Estado turco sino porque quizás pretenda enviar el mensaje de que hay aún un camino de rectificación. Turquía ha sido un lugar esencial para el desarrollo logístico del “califato”: un depósito de financiación, un sendero de ingreso y extracción de sus militantes y un espacio de refugio en momentos de repliegue....

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1933 Suscriptores
La condena a Cristina Fernández y el escándalo de Lago Escondido

La Justicia en su laberinto

Edición 1933 Suscriptores
Alta tensión entre los presidentes del Mercosur

Fuegos de artificio y tiempo de descuento

Edición 1933 Suscriptores
El fallido intento de reforma electoral de López Obrador

Choque de relatos

Edición 1933 Suscriptores
Astesiano vendía servicios de seguridad a empresarios vinculados a Lacalle Pou

El cliente

Edición 1933 Suscriptores
Distintos lobistas que vendían material de defensa usaban a Astesiano como puente para acceder al gobierno

Andaban volando