Se sacó la foto - Semanario Brecha
Edición 1997 Suscriptores
Bolsonaro y su demostración de fuerza

Se sacó la foto

El bolsonarismo volvió a las calles en momentos en que su líder corre serios riesgos de ir a prisión por haber incitado a un golpe de Estado tras su derrota en las elecciones de fines de 2022.

←Jair Bolsonaro junto a su esposa, Michelle Bolsonaro, y el pastor Silas Malafaia, durante la manifestación en San Pablo, el 25 de febrero Afp, Nelson Almeida

Jair Bolsonaro logró lo que necesitaba: sacarse una foto. «Una foto para Brasil y para el mundo», como él mismo dijo desde el camión en el que pronunció un discurso en una Avenida Paulista rebosante de público, el domingo 25, en la principal metrópolis de Brasil. Decenas de miles de personas respondieron al llamado del expresidente. Inhabilitado políticamente hasta 2030, con su situación judicial cada vez más complicada y con riesgo de prisión, Bolsonaro precisaba mostrar que la fibra que tocó para llegar al poder en 2019 y arañar la reelección en 2022 sigue activa, y que el fenómeno social que lidera sigue siendo políticamente pujante.Cuando debió declarar en la Policía Federal, el jueves 22, en el marco de la investigación por promover un golpe de Estado, el expresidente había elegido g...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia