Se te fue la moto - Semanario Brecha
Edición 1395 Suscriptores

Se te fue la moto

Nada de luces, vendas en los ojos y comienza el duelo. Los motores rugen, hay que buscar el límite –de la velocidad, de lo permitido, del sentido común– y cruzarlo, aunque eso implique morir en el intento. Ya no alcanza con correr para ver quién llega primero, el juego es buscar el mayor riesgo posible. Cruzar un semáforo en rojo a máxima velocidad, atravesar una ruta con los ojos tapados, enfrentar moto contra moto hasta que el primero que se desvíe se vuelva “gallina”, enfilar con las luces apagadas de frente a un auto que viene por la ruta para probar la reacción del chofer... No son sólo “picadas”. Son variantes de una práctica potencialmente fatal que ha evolucionado hacia modalidades extremas y clandestinas. “Gallina”, “gallinita ciega”, “ruleta rusa”, “Superman”, son algunos de l...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia