Un señor con unas pasiones enormes - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Un señor con unas pasiones enormes

Cercano a los 84 años dice que lo que le queda “es propina”. Actor, director, autor, ex candidato a basquetbolista y flamante ciudadano ilustre de Montevideo, Villanueva Cosse estrena mañana un Brecht1 que lleva en la sangre, lo retorna a El Galpón, y miente una retirada.

Villanueva Cose.

—Supongo que no te sorprendió la declaración de ciudadano ilustre.

—Lo hizo, no la esperaba. La sentí como una justicia poética compensatoria del regalo que me hizo la dictadura hace 42 años, prohibiéndome trabajar en Uruguay por un decreto del 5 de noviembre de 1975 que compartí con Anselmo Grau, Aníbal Sampayo, Alfredo Zitarrosa, Daniel Viglietti y Joan Manuel Serrat. Había entrado con el pie derecho a Buenos Aires en el 72, protagonizando un Arturo Ui dirigido por Yáñez que deslumbró, y a la altura de la prohibición ya había protagonizado un filme, dirigido una obra exitosa, y estaba actuando con “China” (Zorrilla) en Querido mentiroso, que luego vino aquí y fue un bombazo; pero la articulación represiva del Plan Cóndor me dejó sin trabajo también en Argentina, durante nueve años.

...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2004 Suscriptores
Las inversiones de las empresas públicas en el actual período de gobierno

Se enfrían

Edición 2004 Suscriptores
Mario Bergara renunció a la pretensión de ser el presidenciable del FA

La fuerza de los dos polos

Edición 2004 Suscriptores
El MI no le respondió al Senado sobre la actuación de Capretti en el caso Astesiano

Si pasa, pasa

Edición 2004 Suscriptores
Uruguay batió un récord en la importación del principio activo de la Ritalina en 2023

Quédese quieto

Edición 2004 Suscriptores
Con Karina Batthyány, sobre el Sistema Nacional de Cuidados

«No solo no se avanzó, se retrocedió»