Cultura Suscriptores

El siglo y su mapa siguen contando

Veinte años está cumpliendo “Troya blanda”, extensa y vigorosa novela de Amir Hamed, reverenciada por su fulgor y ninguneada tal vez por lo mismo, inscripta en algunos programas de literatura uruguaya y agotada en las librerías.

Muy probablemente sin que mediara voluntad alguna, esta novela vio la luz cuando se cumplían los 150 años del nacimiento de Isidore Ducasse, alias conde de Lautréamont, autor de Los cantos de Maldoror, montevideano y troyano, personaje semi teratológico, cuyo nacimiento fabuloso Troya blanda adelanta dos años y cuya gestación prolonga a uno, favoreciendo así que su concepción coincida con el inicio del sitio de Montevideo, con ese sitio inaudito que fue Montevideo en aquella mitad del siglo XIX.

Porque, se sospechará, el nombre Troya blanda refiere al título Montevideo o la nueva Troya, novela que por aquellos años de épica excéntrica el leidísimo Alexandre Dumas compuso bajo dictado de su musa Melchor Pacheco y Obes. Sin embargo, la novela de Hamed no se confina en la narración de los ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente