Simplemente sangre - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Simplemente sangre

Pierre Lemaitre ha logrado algo bastante difícil de obtener: el respeto de la crítica y el éxito en ventas. En la novela negra “Irène”, el centro del relato lo ocupa el comandante Camille Verhoeven, policía parisino, con el rasgo distintivo de medir escasamente 1,45 metros.

Entre sus varios galardones se destacan el premio Goncourt, uno de los mas prestigiosos de Francia, otorgado en 2013 por su novela Nos vemos allá arriba –que narra una relación fraternal pero tumultuosa entre dos soldados franceses en las postrimerías de la Primera Guerra Mundial–, y el premio que otorga la Asociación de Escritores de Novelas de Crimen (Cwa, por sus siglas en inglés) con su novela Alex.

En Irène el centro del relato lo ocupa el comandante Camille Verhoeven, policía parisino, con el rasgo distintivo de medir escasamente 1,45 metros, producto de una hipotrofia fetal originada por una madre fumadora, “que lo había fabricado como una pálida copia de Toulouse-Lautrec”. El personaje de Verhoeven es un ejemplo típico del elenco que puebla la novela: Louis, un metódico y aploma...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Críticas Suscriptores
CINE. Camino al oscar: Vidas pasadas

Con sabor a clásico

Cultura Suscriptores
Novela de Olga Tokarczuk

En el final de la literatura

Cultura Suscriptores
A 39 años de We Are the World

El feat más grande del mundo

Cultura Suscriptores
Triunfo colosal

Nieve en los Goya

Mundo Suscriptores
Contra la ultraderecha

Oigo a un monstruo respirar