Sin miedo y con rabia la palabra fue imperio - Semanario Brecha
Edición 1393 Suscriptores

Sin miedo y con rabia la palabra fue imperio

Hay gente que declara no saber observar ni decir nada sobre el color de los ojos. Y en compensación, quizás, tiende a afirmar que es tanto mejor entender cómo la mirada mira. No era este precisamente el caso de Gore Vidal. En la isla de Delos, tierra del dios Apolo, y en el año 1961, el escritor dio finalmente con el “color ártico” que los ojos de su amigo Paul Newman reclamaban. A los 86 años se fue el detallista feroz, el último escritor del Ágora, el provocador inmodesto, el pensador poseso respecto a su país, Estados Unidos, su política y su historia. Muerto Norman Mailer, némesis ideológico de Vidal aunque seguramente el polemista de su promoción que más lo desafiaba, quien naciera en 1925 bajo el nombre de Eugene Luther Gore Vidal hacía rato que había quedado huérfano en el diccio...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia