Cultura Suscriptores
Literatura y testimonio

Sirvienta toda la vida

El 19 de agosto se celebró en Uruguay el Día de la Trabajadora Doméstica. La fecha evoca luchas, sacrificios y conquistas. Una mujer que desempeñó ese trabajo desde niña contó su historia en un libro que conmueve al lector y admite la problematización del género testimonial.

Ramona Caraballo. archivo Brecha, Gustavo Caggiani

Si la literatura uruguaya no había sido pródiga en obras testimoniales, a partir de 1985, con el advenimiento de la democracia, el número de estos relatos se incrementó. Sobre todo, en lo concerniente a la lucha guerrillera, la resistencia a la dictadura, la cárcel y la tortura. En 1987, la editorial Monte Sexto publicó La niña, el chocolate, el huevo duro, de Ramona Caraballo,un libro que no forma parte de la vertiente directamente política, sino del corpus testimonial que involucra a otros grupos sociales, en este caso, la historia de una mujer que representa el rostro de la pobreza crónica, la injusticia social y la discriminación de género, los rasgos principales de su múltiple marginalidad.

Ramona fue «regalada» por su madre cuando tenía 4 años, con el pretexto, o la razón, de que...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados