Sobre artículo «En el nombre del padre»

Recibimos y publicamos.

de Stop Abuso uruguay

En la nota publicada por el semanario Brecha “Quitan patria potestad a integrante de Todo por Nuestros Hijos Ya y Stop Abuso Uruguay. En el nombre del padre”, de fecha 5 de julio de 2019, se vincula directamente a un padre (J R) que fue condenado a la pérdida de la patria potestad de su hija por abuso con nuestra organización, Stop Abuso. Se afirma que es integrante de la misma.
Ante este hecho de extrema gravedad, Stop Abuso expresa:
Negamos enfáticamente y calificamos como absolutamente falsa la vinculación de esta persona con nuestra organización. Nunca hubo en este ejecutivo ningún integrante con esas iniciales ni con la situación jurídica narrada.
En ninguna circunstancia Stop Abuso Uruguay ampara a sujetos que realicen este tipo de conductas en perjuicio de sus hijos o de cualquier otro ser humano; es más, contradice los valores y los principios que rigen nuestra organización, que vela por la protección y la defensa de los derechos en la infancia.
Entendemos que involucrar a nuestra organización en este tipo de sucesos desacredita y desprestigia nuestra labor social contra el maltrato infantil en todas sus formas, que es muy ardua y que se hace completamente en forma honoraria, ya que somos una institución sin fines de lucro.
De acuerdo con cómo se han narrado los hechos, se percibe cierta animosidad de dañar nuestra organización y la actividad que realizamos, tildándonos de grupo antifeminista y definiéndonos como un grupo de padres, lo cual nos agravia, ya que nuestra misión es mucho más amplia que esto: es una lucha activa y directa contra el maltrato infantil en todas sus formas, integrada por varios profesionales de distintas áreas conformadas por seis titulares (desde hace cinco años), con tres representantes en el Interior.

la Respuesta de brecha

Como es tradición desde sus inicios, Brecha publica el derecho a respuesta de aquellos grupos o personas aludidos directamente en nuestros artículos. Sin embargo, cabe precisar que, tal como se les hizo saber a los integrantes de Stop Abuso en una reunión mantenida el martes 9 de julio, la nota firmada por la periodista Azul Cordo no habla de un integrante del ejecutivo de la organización, como insisten en acotar, sino de un integrante de la organización, a secas. Para afirmarlo, Brecha se basa en documentación que muestra que J R –iniciales de la persona que perdió la patria potestad– ha participado en actividades públicas y privadas de Stop.
Sobre la idea de “cierta animosidad de dañar nuestra organización y la actividad que realizamos, tildándonos como grupo antifeminista”, cabe señalar que el eje discursivo de Stop Abuso no sólo desconoce las desigualdades de género como parte de la estructura social, sino que también rechaza los avances legales en ese sentido. Un claro ejemplo fue la activa oposición contra la ley integral de violencia de género y, en particular, contra la tipificación de femicidio; los posteos institucionales referían a la ley para señalar “cómo el estado uruguayo discrimina a niños y nombres (sic)”. Esta organización, además, alerta sobre las denuncias falsas de abuso sexual de madres contra padres en las disputas legales por la tenencia de los hijos. Estadísticamente, los falsos alegatos no son significativos en relación con los casos de abuso sexual validados (los estudios recogidos por un informe de Unicef, la Fiscalía y el Poder Judicial coinciden en señalar que los falsos alegatos constituyen entre un 3 y un 4 por ciento).1 Aun así, anteponer las dudas a las situaciones de abuso de cualquier índole o, dicho de otra manera, acentuar la sospecha sobre las denuncias de este tipo fortalece al maltratador. Nada más antifeminista que eso.
Por último, Brecha repudia los agravios públicos hacia la autora de la nota que un integrante del ejecutivo hizo en su cuenta personal de Facebook, así como la campaña de desprestigio al semanario, difundida en las redes institucionales de Stop Abuso.

  1. https://www.unicef.org/uruguay/spanish/Abuso_sexual_infantil_digital.pdf

Artículos relacionados