El sonido y la furia - Semanario Brecha
Edición 1655 Suscriptores

El sonido y la furia

La reciente efervescencia de nuevos colectivos que buscan una forma distinta de relacionarse con el medio genera adeptos y detractores. Ante denuncias por ruidos molestos, el centro cultural La Cuadra redefine su camino.

Foto: gentileza La Cuadra

Hace ya una semana que el barrio Capurro está más solitario que de costumbre. Y aunque para algunos esa quietud es sinónimo de paz y tranquilidad, hay otros que intentan quebrar el silencio ya que, a su entender, más que seguridad implica un orden artificial, ajeno a cualquier comunidad sana y viva. La causa de este silencio barrial es la denuncia por ruidos molestos contra el centro cultural La Cuadra que un grupo de vecinos de la zona hizo a mediados de julio.

El centro cultural se encuentra en la calle Dragones, en el corazón del barrio, y surgió a comienzos de 2014 como una propuesta alternativa a las que los montevideanos estaban acostumbrados a recibir. Un grupo de mujeres y hombres jóvenes que deciden vivir juntos (es decir, que no conforman el prototipo de familia: padre, madre ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada