¡Soylent es gente! - Semanario Brecha
Edición 1485 Suscriptores

¡Soylent es gente!

Cualquiera que recuerde la película Cuando el destino nos alcance (Richard Fleischer, 1972) recordará la revelación final que es el título de esta nota. Soylent, la comida verde que se consumía en ese futuro distópico, estaba hecha de carne humana. Ahora el destino nos alcanzó, pero Soylent –un producto que acaba de comenzar a comercializarse por ahora sólo en Estados Unidos– afortunadamente extrae las proteínas de fuentes menos macabras. Todo empezó hace un par de años, cuando unos jóvenes ingenieros en software estaban trabajando furiosamente en lo que los jóvenes estadounidenses suelen trabajar furiosamente, es decir, la manera de hacerse descomunalmente ricos inventando algún artilugio tecnológico. Habían alquilado un apartamento en San Francisco y se les estaba terminando el dinero, ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Críticas Suscriptores
CINE. Camino al oscar: Vidas pasadas

Con sabor a clásico

Cultura Suscriptores
Novela de Olga Tokarczuk

En el final de la literatura

Cultura Suscriptores
A 39 años de We Are the World

El feat más grande del mundo

Cultura Suscriptores
Triunfo colosal

Nieve en los Goya

Mundo Suscriptores
Contra la ultraderecha

Oigo a un monstruo respirar