Táctica y estrategia – Brecha digital

Táctica y estrategia

La ley de puertos de 1992 instaló el marco legal y la idea de que Uruguay podía ser un polo logístico en América del Sur. Hay multinacionales que usan el puerto de Montevideo como puerta de entrada al continente. Para muchas empresas nacionales los costos de traslado interno son más caros que las exportaciones hacia Asia. Pero recién para 2016 dos universidades piensan que es necesario un profesional universitario en logística.

Foto: Archivo ACAR

Las empresas que exportan chips a partir de los árboles que crecen en campos uruguayos tienen que articular la tala inicial, la generación del material procesado, el transporte de la carga hacia el puerto y el embarque final al exterior. Cualquier fábrica uruguaya de alfajores que tenga varias plantas de producción, depósitos con mercadería y distribución por algunas zonas del país, tiene que pensar los mecanismos de traslado y mantener el stock de almacenaje en orden. La gestión de operaciones con una visión estratégica que optimice los recursos es algo necesario en cualquier organización: la logística está en todos los procesos que involucren grupos de trabajo, traslado de mercadería, almacenamiento y distribución.

La Universidad de la Empresa (Ude) intentó comenzar este año una ingeniería en logística: “la lanzamos a fines de 2014 y principios de 2015, pero no tuvimos mucha repercusión. Pero lo llamativo es que en el correr del año se acercaron muchos interesados”, explica el magíster Daniel Jenci, decano de la Facultad de Ingeniería de la Ude. El proceso de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica (Ucu) para preparar una licenciatura en logística tiene ya dos años: “generamos un equipo de investigación en el área y estamos capacitando a los docentes”, detalla el licenciado Gonzalo Ole­ggini, director de la Licenciatura en Negocios Internacionales e Integración.

SON DOS. Las nuevas carreras que van a comenzar en la Ude y en la Ucu tienen perfiles distintos y hasta complementarios. La Ude pretende formar ingenieros que tengan una visión matemática que les permita tomar decisiones operacionales rápidas, con una fuerte carga en generación y aplicación de tecnologías de la información que profesionalicen los procesos. Mientras que la carrera de la Ucu tiene una fuerte vinculación con el trabajo administrativo de relaciones internacionales, aunque se apunta a una formación general en logística, la licenciatura está pensada para formar un profesional que pueda gestionar y operar cadenas productivas.

La idea de generar la licenciatura en la Ucu siguió cuando el docente Gonzalo Oleggini observó que todos los que trabajaban en logística venían de otras áreas profesionales. Después “empecé a ver qué se hacía en el resto del mundo y me encontré con que había muy poca oferta educativa específica”. Y ahí con la incorporación de Fernando Puntigliano, con consultas a empresas y con los ejemplos de universidades extranjeras empezaron a pensar: “¿cómo hago para hacer una carrera nueva?, y lo primero fue pensar en el foco. Esta es una licenciatura de cuatro años con foco en la gestión y la operación, apuntando al sector del comercio exterior”.

En una carrera de cinco años de duración la Ude va a formar ingenieros, porque “la Facultad tiene su fuerte en lo que es la informática y las tecnologías de la información, que es un ámbito de desarrollo a nivel país. Además se busca un planteo académico que esté acorde a la realidad del mercado de trabajo uruguayo”, dice el docente Jenci. Quien además explica que se busca formar a un gerente, que sea un profesional que gestione toda la cadena de suministros de una empresa, desde lo productivo, hasta el abastecimiento, la distribución, el transporte y el comercio exterior.

TRABAJEN. “Si mirás los pedidos de trabajo primero está el de contador y todo lo relacionado a lo que son impuestos, y después están los vinculados a la logística”, dice Oleggini. Y ve en este aspecto una falta en el sistema educativo público y privado, porque “Uruguay se vende como un país logístico, pero increíblemente no ofrece una capacitación profesional en logística”. Además el docente agrega que la educación va detrás de los procesos; para Oleggini el profesional en logística ya era necesario hace 10 años. “La actividad logística es la principal del país y no hay nada específico, hay algún curso, la Universidad de Montevideo tiene un posgrado y la Utu tiene una tecnicatura, pero pará de contar.”

La gran mayoría de las personas que trabajan en el área de la logística son profesionales readaptados de otras carreras. “Pensás y no tiene mucho sentido lo que pasa. Hacés una carrera para terminar trabajando en otro lado”, dice Oleggini. El docente pone el ejemplo de lo que pasa con las carreras en comercio exterior, porque en su opinión el 80 por ciento de los egresados se termina reciclando en el área logística, haciendo algún curso por fuera o capacitándose en las empresas donde ingresa.

Oleggini dice que el 99 por ciento de los profesionales que trabajan en logística tiene otra formación de grado, y esto es imposible de negar: Uruguay apenas tiene una tecnicatura en Utu, y en Argentina y Brasil hay tímidos intentos de carreras universitarias. El docente de la Ucu asegura que el vínculo de la formación educativa con el mercado laboral está cortado: “llegan de las empresas y nos dicen ‘tomamos gente recibida y la capacitamos en logística nosotros’. Eso no puede pasar, algo estamos haciendo mal, no estamos generando los profesionales necesarios”, agrega. Opina además que los métodos de enseñanza que hay en gran parte de la educación de Uruguay son anacrónicos: que se debe dejar de lado la idea de evaluar con exámenes, que las materias tienen que apuntar al trabajo en grupo, que se deben desarrollar habilidades en los estudiantes y no volcarse tanto a incorporar conocimientos recitados y, además, que los docentes deben ser facilitadores de información y no oradores.

Las áreas de trabajo de los egresados de cualquiera de estas dos carreras son muchas, y si bien la Ucu se centra en el comercio exterior también piensa en generar un profesional con un perfil amplio y que incorpore herramientas que le permitan trabajar en empresas que funcionan a nivel nacional. La Ude tiene un perfil más claro en su ingeniería, y busca formar profesionales que tengan una especialización en tres áreas que consideran son las de mayor desarrollo a nivel país: industria farmacéutica, agroindustria y cadenas de frío.

Oleggine cuenta que los estudiantes llegan preguntando por la carrera “porque les llama la atención el nombre, pero no saben qué es”, y que la Ucu ya tiene futuros licenciados en logística inscritos. En la Ude pasa algo similar, “todo hace pensar que la carrera va a salir en 2016, ya hay interesados”, dice Jenci. Los dos docentes ven a la logística como una cuestión de Estado, los partidos, el gobierno y hasta las empresas están en la misma línea, pero aseguran que en Uruguay no hay una visión profesional de la logística. Oleggine pone un ejemplo para explicar lo atrasados que estamos: “no puede ser que a Conaprole le salga más caro mover un camión de Montevideo a Salto, que trasladar un contenedor a China”. Mientras que el decano de la Facultad de Ingeniería de la Ude cree que cuantos más actores hablen del tema la legitimidad de la carrera será mayor, porque a un joven de 17 años le cuesta elegir una carrera, hasta dentro de las más clásicas: “imaginate que sale del liceo y le dice al padre ‘quiero estudiar logística’, lo más seguro es que su padre le saque el tema del partido de fútbol de hoy”.

Artículos relacionados