Te tienes que mudar - Semanario Brecha
Edición 1612 Suscriptores

Te tienes que mudar

La intimación de la IM a la Suprema Corte de Justicia es clarísima: tienen 45 días para sugerir un lugar alternativo para mudar la morgue judicial, y 15 días para disminuir el impacto ambiental –olores, fluidos, humos, ruidos– denunciado por los vecinos. Sin las habilitaciones municipales y contra toda recomendación técnica, la morgue se instaló en 2009 en plena zona residencial y patrimonial: el Barrio Sur.

La intimación que llegó esta semana al Poder Judicial (PJ) le otorga “un plazo de 45 días para la presentación de una alternativa de traslado” y “15 días para cumplir con las medidas sanitarias y ambientales necesarias”, según la carta firmada en la Secretaría General de la IM el 28 de setiembre de 2016.

En 2009 el PJ compró las salas velatorias de la empresa Previsión SA e instaló la sede del Instituto Técnico Forense (Itf) en la calle Carlos Gardel 1220. El edificio se estrenó a fines del año pasado, a pesar de no contar con las autorizaciones municipales (entre ellas la relativa a un plan de gestión de residuos) y de la resistencia de los vecinos, quienes notaron cómo durante meses la salida de los extractores expulsaba el aire fétido a la altura de la calle y edificios  linderos, o ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada