En El Galpón: Doméstica realidad, de Florencia Dansilio

Trapitos al sol

Escena de Doméstica Realidad. David González

Tras una investigación realizada con entrevistas, la directora Florencia Dansilio compuso una pieza en tres cuadros sobre la realidad doméstica y el puertas adentro de la sociedad uruguaya. El foco de su trabajo son el trabajo doméstico y sus condiciones en nuestro país, a la vez que busca deslizar una reflexión sobre este espacio privado, que sigue, a pesar de los avances, relegado al ámbito femenino. El elenco se compone de tres actrices, Camila Sanson, Etelvina Rodríguez y Natalia Burgueño, quienes interpretan varios roles a medida que la pieza avanza y se descompone en tres actos que mantienen una continuidad temática. Las actrices trabajaron junto con la directora en la dramaturgia de la obra y su compromiso con el material se observa en su trabajo sobre el escenario.

En el comienzo, el público es recibido en un ambiente de fiesta nocturna que no parece cuadrar con las expectativas de lo que se espera ver. Tres amigas discuten ideas entre copas mientras dejan entrever las diferencias en el devenir de sus vidas, tanto en el ámbito personal como en el profesional. Afloran las dificultades para llegar y mantener cierto estatus, los avatares de la maternidad, las decisiones al respecto, las desigualdades a la hora de acceder a un cargo profesional. Toda esta densa discusión está sumida entre trastos sucios y desorden. La directora desliza un punto de vista desde el cual lo femenino siempre se rodea de obligaciones agregadas que hacen más engorrosa la llegada a los objetivos. En la discusión, en la que afloran ideas anticapitalistas, se dejan ver las contradicciones de ese universo, en el que, para alcanzar ciertas metas, es necesario contratar los servicios de un otro también femenino, en quien se delegan las tareas de cuidado, limpieza y orden adjudicadas a «la mujer de la casa».

Una vez planteado el tema, el eje se desliza hacia las trabajadoras domésticas y sus condiciones de trabajo. En una escena que comparte el mismo ambiente del acto anterior, Burgueño y Rodríguez se transforman en las limpiadoras contratadas por Sanson para ordenar la suciedad y el desorden del que ella no puede hacerse cargo. Varias realidades afloran en el cuadro. Con un simple cambio de vestuario, la directora marca una distancia entre clases sociales que definen una identidad y un destino. Las acciones y las conversaciones acentúan esas diferencias: mientras que Sanson almuerza con cierto aire de indiferencia, las limpiadoras ordenan todo a su alrededor y cumplen con su servicio. Lo interesante del contexto es que nace un intercambio en el que van desnudándose los prejuicios que atraviesan esta actividad, vinculados y acentuados por esa diferencia que parece mezclar a ciudadanos de clase A con ciudadanos de clase B. Sin dejar de lado el humor, Dansilio expone una crítica social aguda, contundente.

Sobre el final, la pieza da un giro hacia una ficción futurista. Dos de las actrices representan a una clase social más que acomodada que busca crear una aplicación para contratar servicios de limpieza en la que pueda puntuarse a la postulante seleccionada con un sistema similar a las estrellas. El control y la búsqueda de una excelencia impuesta por otro, con exigencias y éticas un tanto dudosas, dejan entrever la crueldad que puede desarrollarse en el vínculo desigual entre empleadores y empleadas. Este último cuadro invita a reflexionar sobre todo lo anterior y a mirar hacia nuestro entorno, y logra interpelarnos acerca de lo poco distantes que estamos de esa realidad paródica y nefasta.

Por decir fútbol

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Con Ramiro Sanchiz y Francisco Álvez Francese, creadores de Afuera Blog

Crítica sin condiciones

Primera dirección teatral de Fernanda Muslera: Rescate a la dama con tutú1

Libre soy

Críticas Suscriptores
LIBROS. SOBRE LA NUEVA NOVELA DE ROBERTO APPRATTO

Origen, fin y reinicio

Críticas Suscriptores
Un policial y algo más

A las mujeres las matan

Críticas Suscriptores
Primera novela de Silvina Gruppo

Una mujer postergada