Trazas y velos – Brecha digital
Edición 1435 Suscriptores

Trazas y velos

María Eugenia Vaz Ferreira expuesta
Una exposición dedicada a la poeta del 900 convoca junto a su memoria las complejidades de un familiar y las ausencias de un archivo. Acaso María Eugenia Vaz Ferreira pudo ser recordada como “La solitaria de la calle Buschental”, título que evoca al de “La solitaria de Amherst”, como se llamó a Emily Dickinson. Ambas comparten varios atributos y circunstancias: vivieron solas y solteras, sus poemas sólo se publicaron póstumamente, murieron vírgenes. Emily nació y vivió en esa localidad de Nueva Inglaterra, María Eugenia creció en una quinta en el Prado en la calle que lleva ese nombre de fonética algo ominosa. No se la debe confundir, sin embargo, con la quinta mítica de los Vaz Ferreira donde su hermano el filósofo auspiciaba cada jueves veladas musica...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?