Treinta años después de Chernóbil - Semanario Brecha
Edición 1588 Suscriptores

Treinta años después de Chernóbil

La industria intentó ocultar los hechos y minimizar el daño, pero aún hoy el peligro persiste para los seres vivos en las zonas aledañas a la ciudad de Chernóbil y para los países nórdicos de Europa, en especial Noruega, pero también para áreas de Suecia, Lituania, Polonia y Finlandia.

El 26 de abril de 1986 una zona de Ucrania, república entonces perteneciente a la Unión Soviética, se despertaba bajo una nube radiactiva que con los días iría creciendo. Había explotado un reactor de la usina nuclear instalada en las inmediaciones de la ciudad de Chernóbil, y durante semanas no se tuvo idea de la dimensión de la tragedia. Se intuía que algo realmente grave había pasado porque en lugares bien distantes de la central soviética, por ejemplo en Suecia, las mediciones de contaminación radiactiva en los días siguientes eran elevadísimas. Se supo más tarde que la radiación liberada era muy superior a la producida por una bomba atómica. Unas 135 mil personas fueron evacuadas en los días posteriores al accidente, y se creó una zona de exclusión de 30 quilómetros que rige todavía. ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Nueva novela de Diego Recoba

Un patafísico en Nuevo París

Cultura Suscriptores
26.º Festival de Cine de Punta del Este

Latinoamérica palpitante

Edición 1997 Suscriptores
Uno de los principales desafíos de Bernardo Arévalo en Guatemala

La justicia secuestrada

Edición 1997 Suscriptores
Bolsonaro y su demostración de fuerza

Se sacó la foto