Un asunto maternal - Semanario Brecha
Destacados Suscriptores

Un asunto maternal

En días de bajante, bastaba caminar al lado del pique clavado en el limo para acceder a los últimos varaderos donde amarraban varios remolcadores y chalanas de pesca, con su revoltijo de redes, boyas y cabos sobre la borda. Aquí una semblanza del puerto de Montevideo.

Ombú

Entonces las grúas de la Terminal Cuenca del Plata no estaban, porque empezaron a funcionar en 2002, ni era habitual ver en la rada una larga fila de buques Panamax a la espera del práctico que los entre al puerto o al Río de la Plata. Las dársenas estaban más cerca de la ciudad y tenían mucho menos movimiento. La revolución en el sistema de transporte de cargas, que reemplazó las bodegas por los contenedores, hizo posible la globalización, la llegada de productos de muy diverso origen a nuestras góndolas y el crecimiento del puerto de Montevideo como estación de mercaderías en tránsito hacia otros países. La mayoría no ingresa al país, pero el arribo de barcos abarata los fletes de nuestras exportaciones.

En los últimos años se extendieron los muelles y las playas de contenedores que h...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Críticas Suscriptores
CINE. Camino al oscar: Vidas pasadas

Con sabor a clásico

Cultura Suscriptores
Novela de Olga Tokarczuk

En el final de la literatura

Cultura Suscriptores
A 39 años de We Are the World

El feat más grande del mundo

Cultura Suscriptores
Triunfo colosal

Nieve en los Goya

Mundo Suscriptores
Contra la ultraderecha

Oigo a un monstruo respirar