Un beso es un beso

Las redes sociales han sido invadidas –además de por nuestras madres y padres que nos hacen pasar calor– por instituciones gubernamentales o estatales que las utilizan para trasmitir mensajes oficiales cargados de solemnidad, a los que muy pocos prestan atención. Pero la cuenta de Twitter del Cuerpo de Policía de España se caracteriza por utilizar los 140 caracteres de cada mensaje en forma alegre y chabacana, y además la siguen más de 2 millones de usuarios que comparten y celebran sus publicaciones, principalmente consejos, saludos y enlaces con noticias acompañados de hashtags, emoticones, imágenes y otros enlaces.

“¿De verdad necesitas salir con ellas? Ahora parecen tus amigas pero sólo te darán problemas. Di no a las drogas”, versa uno de sus twits, que fue compartido 244 veces y marcado como favorito por 345 usuarios de la red social. Otro ejemplo: “Recuerda a tus hijos que, como en la vida real, en Internet no todo el mundo es quien dice ser. Ojo con ‘corderitos’”, y adjunta al mensaje la foto de un lobo con traje de cordero. Sí, parecido a lo que podrían publicar nuestros padres.

Lo cierto es que un mensaje aparentemente romántico sacudió las redes sociales, y aquello que solía ser motivo de festejo terminó siendo un chiste de mal gusto. En el Día de los Enamorados la policía española publicó: “Si te ‘roba’ un beso no es delito. Feliz San Valentín”, acompañado por un emoticón con forma de beso. En tan sólo 15 horas el mensaje se había compartido 2.500 veces, pero no porque resultara simpático sino porque esos usuarios le recordaron a la policía que robar un beso sí puede ser un delito, es más, podría tipificarse como acoso. “No queremos besos ‘robados’… Queremos que sean dados y recibidos con consentimiento”, expresaba una usuaria. Uno de los mensajes más duros se emitió desde la cuenta de Twitter del partido político Izquierda Unida, que publicó: “Si te roba un beso es acoso sexual y debéis actuar, no incitar”. “Buena estrategia, @policia. Incentivad el acoso sexual y así tenéis más trabajo”, increpó otro usuario.

Desde la policía se optó por no borrar el twit, ni pedir disculpas ni responder. Horas más tarde redobló la apuesta publicando otro mensaje que de alguna manera intentaba corregir el anterior o explicarse, pero nuevamente metía la pata: “Si tu amor te ‘roba’ un beso por sorpresa, ¡disfrútalo! Si alguien te roba un beso sin consentimiento, denuncia”. Pero lejos de apaciguar las aguas, siguió generando polémica: “Hombre, me quedo muerta. O sea que si es ‘tu amor’ puede hacer lo que quiera, sin pensar si tú quieres o no. Tremendo”, se quejaba una seguidora.

Como suele suceder en todos los debates, algunos prefirieron defender a la institución apelando a que era un malentendido, o incluso con humor: “Mi abuela no paraba hasta que me daba un beso aunque yo no quería, ahora sé que era una acosadora”, se burlaba un cibernauta. “¿Acoso es darle un beso a tu pareja? Madre mía, las cabezas…”, se quejaba otro.

Lo cierto es que así como sucede en nuestro país, en España la violencia de género es un tema históricamente sensible. Solamente en el año 2015 fueron asesinadas 57 mujeres, y en lo que va de 2016 casi una decena. ¿Hasta cuándo?

Artículos relacionados