Un bien en alza – Brecha digital

Un bien en alza

La empresa canadiense Vitality Air ha comenzado a venderle aire embotellado de Banff (una ciudad de las Montañas Rocosas) a China. Una botella de “oxígeno premium” cuesta 28 dólares, mientras que la común cuesta 24 dólares la unidad.

Hace dos años comentábamos en esta sección acerca de una iniciativa callejera que había tenido lugar en las calles de Zhengzhou, la capital y la ciudad más grande de la provincia china de Henan. Se trataba de la idea insólita por parte de una agencia de viajes, que invitaba a los transeúntes a respirar “aire puro de montaña” encapsulado en bolsas y latas, y que podía probarse mediante mascarillas. El oxígeno contenido provenía de la montaña Laojun, ubicada a 200 quilómetros de la ciudad, lejos de la intolerable concentración de esmog característica de las grandes urbes chinas. La iniciativa convocó a filas de interesados que acabaron con el aire en 20 minutos.

La noticia traía consigo el temor inevitable de que el aire puro comenzara a mercantilizarse en el país, algo que hoy lamentablemente confirmamos como concretado. Según informa The Independent, la empresa canadiense Vitality Air ha comenzado a venderle aire embotellado de Banff (una ciudad de las Montañas Rocosas) a China. Una botella de “oxígeno premium” cuesta 28 dólares, mientras que la común cuesta 24 dólares la unidad.

Pekín justo había emitido por primera vez el lunes 7 de diciembre una alerta roja por los niveles de polución a los que se llegó en este invierno. La actividad industrial se limitó, así como el tránsito –la mitad de los vehículos se mantuvo inactiva–, se recomendó a guarderías y escuelas de primaria y secundaria suspender las clases, y se conminó a la población a recluirse dentro de sus casas durante tres días consecutivos. El fin de semana pasado las medidas debieron volver a implementarse; la lectura de las partículas PM 2,5 (las más dañinas para la salud, por ser las más pequeñas y por penetrar directamente en las vías respiratorias) había llegado a 300 microgramos por metro cúbico, cuando la Organización Mundial de la Salud (Oms) considera que 25 es el nivel de contaminación aceptable. Para estos días las autoridades estimaban que la cifra podía dispararse a picos de 500 microgramos por metro cúbico en la capital. Según informa El País de Madrid, el Centro Meteorológico Nacional advirtió que se trata de “el peor episodio de contaminación que ha experimentado el norte de China este año”.

Según Harrison Wang, representante de Vitality Air en China, las latas de oxígeno, comercializadas a través del sitio web Taobao (portal de compras chino similar a eBay), despertaron un interés inmediato. El primer lote de 500 botellas fue agotado casi inmediatamente, y otro de 700 estaba por comercializarse al cierre de esta edición. Lamentablemente no es la primera iniciativa que impone un precio al aire puro: The Huffington Post señala que ya un restaurante en la ciudad de Zhangjiagang había comenzado a cobrarles a sus clientes un extra por haber incorporado al establecimiento máquinas de filtrado y purificación de aire.

Artículos relacionados