Un mercado evidentemente saturado – Brecha digital

Un mercado evidentemente saturado

A todos aquellos apocalípticos que fruncen el ceño cuando se les habla de aplicaciones para celulares y que creen que la humanidad se ha sumido en un embudo de irreversible e indeclinable imbecilidad, aquí les daremos un par de argumentos para asegurarse de que tienen toda la razón.

A comienzos de este año la empresa Windows señalaba que hay ya 560 mil aplicaciones disponibles para celulares Windows phone. Un despropósito, pensarán muchos, pero pocas en comparación con las 800 mil que se jacta de tener Google Play, que a su vez se encuentra en competencia cabeza a cabeza con la App Store de Apple. Naturalmente se trata de un mercado en alza, pero las cifras rayan en lo ridículo si se tiene en cuenta la calidad y la nula utilidad de la amplia mayoría de ellas.

A todos aquellos apocalípticos que fruncen el ceño cuando se les habla de aplicaciones y que creen que la humanidad se ha sumido en un embudo de irreversible e indeclinable imbecilidad, aquí les daremos un par de buenas razones para asegurarse de que tienen toda la razón. Quizá en algún punto los desarrolladores y programadores decidieron que lo mejor era dejar de pensar en ideas geniales, y que podían buscarse nichos impensados esforzándose justamente en lo contrario: desplegar las ideas más estúpidas imaginables. Habría que considerar quién es más idiota, si los desarrolladores que se abocaron a estos proyectos, los clientes que descargan las App y en muchos casos pagan para utilizarlas, el periodista que escribe sobre ellas o quienes se interesan en este artículo.

Xparanormal Detector es una aplicación profesional muy útil, diseñada para medir el nivel de actividad paranormal en una casa. A quién no le ha pasado que los fantasmas lo acechen por las noches, y qué podría ser más indicado para dormir tranquilo que hacer un análisis riguroso, celular en mano y habitación por habitación a lo largo y ancho de la vivienda en la que uno desea pernoctar. No es el único del estilo, hay un sinfín de App orientadas a este fin, como Ghost Detector, Mister Ghost, o Ghost Radar. Esta última no sólo detecta los “puntos calientes” donde se encontrarían las anomalías, sino que además puede traducir en palabras las voces de ultratumba que trasmiten esas energías. Imprescindible.

Evidentemente los hombres con problemas de calvicie son un filón para mercachifles y estafadores de toda índole, y no ha faltado un desarrollador astuto al que se le ha ocurrido idear una aplicación para combatirla. Hair Clinic es una aplicación para iPhone (aunque hoy ya no se encuentra disponible en la Appstore) que promete un cabello abundante y saludable, ya que supuestamente genera una serie de ondas inaudibles de alta y baja frecuencia que aumentan la circulación de la sangre en la raíz del cabello, bajo el cuero cabelludo. Uno sólo debe sostener el celular sobre su cabeza con la aplicación encendida durante diez minutos diarios, ¡y voilà!, problema solucionado.

Para los hombres que no están conformes con su actividad sexual, o no saben si están conformes, o les preguntan a sus amantes pero no creen en lo que les dicen, por fortuna ya existe una aplicación que piensa en ellos. Passion dice a sus usuarios qué tan buenos son durante sus actividades amatorias; hay que activarla antes de comenzar la cópula, ya que mide la duración y los sonidos provenientes de la actividad sexual. Al finalizar, dará una evaluación del desempeño con una puntuación del uno al diez, más un juicio de valor. Así que, claro está, para tener buen sexo poco importan variables como la creatividad, la inspiración o la calidad del vínculo, sino que es necesario estar un largo rato dándole a la matraca y tratando de aumentar los decibeles en el momento del orgasmo. No está claro si la aplicación funciona sólo para relaciones heterosexuales, si es exclusiva para hombres, ni si podría servir en alguna medida para evaluar el desempeño femenino, pero son puntos a investigar.

El terreno de los juegos también rebosa de creatividad. Hold on! propone una actividad a la que recurrir cuando el aburrimiento ya alcanzó los límites de lo tolerable y ya no se tienen problemas en perder la dignidad por completo. Consiste simplemente en pulsar un botón tanto tiempo como se pueda. Un cronómetro contará cuánto rato se lleva presionándolo y los récords previos del usuario, para que romperlos se vuelva todo un desafío. Pero lo que supera todo lo visto hasta el momento es Hangtime! Concretamente lo que hace este juego maravilloso es medir el tiempo de vuelo de tu iPhone, cada vez que es arrojado hacia arriba. Cuando logres atajarlo, te dirá cuánto tiempo estuvo en el aire; la aplicación cuenta la cantidad de veces que lo arrojaste y permite comparar tus puntajes con los de una buena cantidad de energúmenos que hacen lo mismo en todo el planeta. Claro que el juego tiene sus limitaciones, ya que no suele seguir funcionando una vez que el aparato se destrozó en pedazos contra el pavimento.

Artículos relacionados