Un profundo y tonto milagro - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Un profundo y tonto milagro

Robin Williams (1951-2014)

Murió el actor de los ojos muy celestes que solía encarnar personajes extremos –en su comicidad, en su patetismo, en sus apuestas–, y los medios de comunicación no han cesado de hablar de su vida privada, de sus problemas depresivos, sus adicciones superadas o no, los amigos perdidos por excesos –como John Belushi– o por mala suerte –como Christopher Reeves–. Entre todas las profesiones del mundo, la de actor es la que concita más intromisiones ajenas, que crecen en proporción directa a la popularidad del actor/actriz. Es que, encarnando a distintos personajes, ellos se han entrometido antes en nuestras vidas, son como amigos –o enemigos– que nunca conoceremos en carne y hueso pero dan un perfecto sucedáneo de eso en la pantalla, y cuando encarnan seres que po...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2012 Suscriptores
La Fiscalía General de la Nación ante una crisis inusitada

En el ojo del huracán

Edición 2012 Suscriptores
La declaración de Delgado en la Fiscalía revelada en El caso Astesiano

Un regalo

Edición 2012 Suscriptores
El conflicto laboral en la pesca

La mar no está serena

Edición 2012 Suscriptores
Disyuntivas de la pesca industrial uruguaya

Buscando un rumbo