Un profundo y tonto milagro - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Un profundo y tonto milagro

Robin Williams (1951-2014)

Murió el actor de los ojos muy celestes que solía encarnar personajes extremos –en su comicidad, en su patetismo, en sus apuestas–, y los medios de comunicación no han cesado de hablar de su vida privada, de sus problemas depresivos, sus adicciones superadas o no, los amigos perdidos por excesos –como John Belushi– o por mala suerte –como Christopher Reeves–. Entre todas las profesiones del mundo, la de actor es la que concita más intromisiones ajenas, que crecen en proporción directa a la popularidad del actor/actriz. Es que, encarnando a distintos personajes, ellos se han entrometido antes en nuestras vidas, son como amigos –o enemigos– que nunca conoceremos en carne y hueso pero dan un perfecto sucedáneo de eso en la pantalla, y cuando encarnan seres que po...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada