Una dama blanca entre dos continentes - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Una dama blanca entre dos continentes

El negocio de la literatura fue la vocación de Carmen Balcells (1930-2015), y su talento para llevarlo adelante cambió el destino de muchos escritores hispanoamericanos que encontraron en su agencia, por primera vez, la oportunidad de trascender las fronteras nacionales y ganar dinero con su trabajo.

La anécdota ha sido recordada por expresiva: “Dime, Carmen, ¿me quieres?”, le preguntó una vez Gabriel García Márquez, y Balcells respondió: “Gabo, representas el 40 por ciento de nuestra facturación. ¿Cómo quieres que te responda eso?”.

El negocio de la literatura fue la vocación de Carmen Balcells, y su talento para llevarlo adelante cambió el destino de muchos escritores hispanoamericanos que encontraron en su agencia, por primera vez, la oportunidad de trascender las fronteras nacionales y ganar dinero con su trabajo. A mediados de los años sesenta Balcells introdujo dos cambios sustanciales en el mercado del libro: modificar los contratos vitalicios por derechos de edición a término, durante cinco años, y limitarlos por regiones y lenguas. La novedad causó estupor en los editores, ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2009 Suscriptores
Una red de empresas integrada por uruguayos fue investigada en Paraguay por lavado y contrabando de cigarrillos

Cenizas quedan

Edición 2009 Suscriptores
Un alto a la concentración en la industria frigorífica

El marronazo

Edición 2009 Suscriptores
Población trans en cárceles

No preciso identificación

Edición 2009 Suscriptores
Fuertes reclamos en el sistema judicial por el derecho a la maternidad

Siempre de turno

Edición 2009 Suscriptores
Encrucijadas ambientalistas

Antes de que caiga el telón